Etiquetas

jueves, 15 de marzo de 2012

Ejército condenado a pedir perdón por ejecuciones extrajudiciales en Inzá


Ejército condenado a pedir perdón por ejecuciones extrajudiciales en Inzá from Cronicas del despojo on Vimeo.
El 10 de marzo del 2012, a la vereda Belén, en el municipio de Inzá, Cauca, límite con el Huila, llegó el comandante del batallón ‘Cacique Piguanza’, el Coronel Fernando López Colmenares.
En cumplimiento de la sentencia del juzgado administrativo dictada en el 2009, el ejército tenía que pedir perdón en un acto público a los familiares de Hortensia Tunja y Manuel Antonio Tao, jóvenes que fueron asesinados por soldados de ese batallón el 8 de enero de 2006. En ese mismo operativo William resultó gravemente herido.
Hortensia y Manuel fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales, lo que popularmente se ha venido denominando como "falsos positivos". William que resultó sobreviviente fue encarcelado herido, sin la atención debida y estuvo procesado como miembro de las FARC. Los asesinatos se cometieron en una vereda del departamento del Cauca y el ejército trasladó los cuerpos hasta el Huila, dónde los dejó y preparó el escenario para presentarlos como miembros de la insurgencia.
La sentencia deja claro que todo fue un montaje del batallón Piguanza.
En el acto se pudieron escuchar las voces dignas y valientes de las familias, que durante todos estos años han luchado por la verdad y la justicia, apoyados por la comunidad. Esto no es más que un comienzo, ya que el proceso penal continúa y también la decisión de las víctimas de llegar hasta el final para obtener justicia y reparación integral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada