Etiquetas

sábado, 25 de abril de 2015

Video "CARLOS PIZARRO "Para que la vida no sea asesinada en primavera"


Publicado el 1 may. 2012 por Hijas e Hijos en Bogotá
H.I.J.O.S. rinde homenaje a Carlos Pizarro Leongómez (Cartagena de Indias, 6 de junio de 1951 - Bogotá, 26 de abril de 1990), fue el maximo comandante del Movimiento 19 de abril (M-19). Tras dejar las armas, firmar la paz con el gobierno y reintegrarse a la vida civil, aspiró a la presidencia de Colombia. Pizarro fue asesinado el 26 de abril de 1990 siendo candidato presidencial por la Alianza Democrática M-19, movimiento político que surgió del grupo guerrillero M-19 tras su desmovilización. Fue asesinado por órdenes de Carlos Castaño Gil, jefe de las entonces Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU).
Nace el 6 de junio de 1951 en Cartagena de Indias. Estudia en varios colegios, tanto laicos como religiosos, luego entra a un internado en Bogotá donde se gradúa de Bachiller.
Es admitido, más tarde en la facultad de derecho en la Pontificia Universidad Javeriana, participa en la única huelga estudiantil de la institución, su actividad revolucionaria le valió su expulsión del claustro docente. Después ingresa a la Universidad Nacional de Colombia, donde culmina sus estudios y participa en activismo político; ingresa a la Juventud Comunista (JUCO) lo que poco después despierta su pasión total hacia la política. De allí es enviado a las zonas de violencia a hacer trabajos sociales, lo que lo conecta con el pueblo colombiano y la cruda situación que vivía.
En 1968, se enroló en las filas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a la edad de 17 años. Sin embargo, debido a discrepancias con los altos mandos del grupo, decide desertar a finales de 1973 y junto a Jaime Bateman, Álvaro Fayad "el turco", Luis Otero Cifuentes, Vera Grabe, Ivan Marino Ospina, José Gregorio Lozano y otros crean el Movimiento 19 de abril (M-19).
Edición: kuetzal
Música
"Hope Overture", de Clint Mansell (Google Play • iTunes)
Artista
Clint Mansell
Difundido por Crónicas del Despojo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada