Etiquetas

sábado, 13 de febrero de 2016

Detrás de las flores y los dólares de San Valentín: Un ejército de trabajadoras mal pagadas

Ya reposan en las bodegas de Estados Unidos los 500 millones de tallos de flores que llegaron procedentes de Colombia. Están empacados y listos para satisfacer mañana, 14 de febrero, ese gigantesco mercado que el San Valentín, del cual uno de sus principales abastecedores es la industria floricultora colombiana, que en este solo día realiza el 12% de sus ventas.
Pese a las dificultades climáticas del fenómeno del niño, este año los floricultores colombianos le cumplieron a San Valentín. Exportaron la misma cantidad que el año anterior, pero esta vez con un dólar $1.100 más caro.
Un año pues muy satisfactorio para el sector, que por varios años padeció el viacrucis del dólar por debajo de los $2.000. Pero no lo es tanto para los trabajadores, cuyas condiciones laborales siempre son precarias, tanto ahora que el dólar está por las nubes como cuando estuvo por el suelo, e incluso tienden a desmejorar.
El año pasado la ENS adelantó una investigación sobre las condiciones de trabajo en el sector floricultor, y aplicó una encuesta a 171 trabajadores y trabajadoras de Antioquia y la sabana de Bogotá. En el informe que se anexa aparecen los resultados más relevantes de la misma

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada